5/15/2019

EEUU evacúa su embajada y consulados en Irak por seguridad


EE.UU. ha ordenado este miércoles la evacuación parcial de su embajada y consulados en Irak alegando razones de seguridad.



La embajada estadounidense anuncia en un comunicado emitido hoy miércoles la suspensión temporal de los servicios de emisión de visados en los consulados de Bagdad (capital iraquí) y Erbil (capital de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí).
De acuerdo con la orden de evacuación, el personal no esencial de las misiones en el país árabe tendrá que abandonar su territorio, añade la nota, mientras aumenta la escalada de tensión entre Washington y Teherán.



Durante la suspensión, la capacidad de proveer de servicios de emergencia a los estadounidenses que se encuentren en Irak será “limitada”, avisa la legación sin precisar el motivo de la evacuación.
En el comunicado se añade una serie de instrucciones y recomendaciones a los estadounidenses residentes en el país: salir de Irak “tan pronto como sea posible” por medios de transporte comerciales, evitar instalaciones estadounidenses, revisar sus planes de seguridad personales y estar atentos a los medios de comunicación locales.
La escalada de tensión comenzó a principios de este mes de mayo, cuando el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, afirmó que el envío a Oriente Medio del portaviones nuclear USS Abraham Lincoln y de una unidad de bombarderos llevaba un mensaje “claro” e “inequívoco” para Irán: que “cualquier ataque a los intereses” de EE.UU. o a los de sus aliados” en la región sería enfrentado con “una fuerza implacable”.
Sin embargo, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán considera los movimientos del Comando Central de EE.UU. regional (Centcom) parte de una “guerra psicológica” de la Casa Blanca contra la República Islámica.
Washington refuerza su presencia militar en el oeste de Asia pese al rechazo de varios países de la región, Irán incluido, para proteger sus intereses y los de sus aliados locales, como Arabia Saudí y el régimen israelí, actualmente inmersos en conflictos en Yemen y en los territorios ocupados palestinos, respectivamente.
Trump abre una nueva página de hostilidades contra Irán y varios países del oeste de Asia por Israel
El presidente republicano de EE.UU., Donald Trump, ha hecho lo imposible desde su llegada a la Casa Blanca en 2017 para demostrar su lealtad a Israel: reconoció la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como capital israelí y la soberanía israelí sobre el lado ocupado de los altos sirios del Golán, retiró a EE.UU. del acuerdo nuclear e incluyó al CGRI en su lista de grupos terroristas, tal y como deseaba el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
La retirada del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) fue efectuada por EE.UU. en mayo de 2018, que tras hacerlo reimpuso “sanciones” a la República Islámica para tratar de derrocar al Gobierno y acabar con la Revolución Islámica.
Los embargos, que también afectan a los países que se nieguen a cortar lazos con Irán, buscan de hecho reducir a cero las exportaciones petrolíferas persas, meta que sin embargo no parece tan fácil de alcanzar como imaginaba la Casa Blanca, dada la importancia insoslayable de las reservas de hidrocarburos de Irán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...