Condiciones extremas relacionados con el cambio climático marcan el comienzo del 2019.

Condiciones extremas relacionados con el cambio climático marcan el comienzo del 2019.


El frío extraordinario de Estados Unidos alentó las críticas contra el cambio climático. En cuestión de unos días la Tierra ha dado un buen revés, con calor extremo. Ambos escenarios son compatibles con el calentamiento global.




La semana pasada el frío extraordinario de Estados Unidos dio la vuelta al mundo.

En el interior de Norteamérica se abrió un pasillo al viento del norte, que arrastró una masa de aire gélido casi sin precedentes en los registros históricos. De repente, ciudades como Chicago se vieron inmersas en temperaturas de -30 ºC, o menos. Caso de Minneapolis con -34 ºC en la madrugada del pasado jueves. El envite polar alentó las voces que contradicen el calentamiento global. Con el Presidente Trump como máximo exponente, los opositores sacaron a relucir el sarcasmo “¿dónde está el cambio climático ahora que lo necesitamos?”

El calentamiento global no les había abandonado, estaba latente en esa mastodóntica ola de frío. “El Ártico se está calentando el doble de la media mundial y esto podría estar alterando el clima del hemisferio norte”, adujo Petteri Taalas, Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El probado estado febril de la Tierra no es incompatible con el frío y la nieve. De hecho, podría estar generando desajustes en los polos capaces de trasladar, de forma pasajera, temperaturas extraordinariamente frías a latitudes templadas.

Los intercambios de frío-calor en el sistema climático parece que cada vez son más vigorosos. Del frío al calor extraordinario en cuatro díasLa cuenta de Twitter de la agencia estadounidense NOAA en las últimas 24 horas está publicando un reguero de datos inéditos, ¡pero ahora por calor! El este del país superó ayer holgadamente los 10 ºC con la nieve aún sobre los arcenes. Los 13ºC registrados en Binghantom y los 15 ºC de Buffalo, ambas ciudades pertenecientes al estado de Nueva York, rompieron los récords históricos del mes de febrero, los últimos del año 1991. Y así, una retahíla de 15 observatorios más. Olas de calor en Chile, Argentina y Australia En la zona central de Chile la semana pasada fue sofocante y esta va por los mismos derroteros, pero ya en el sur del país. En la Región de Magallanes ayer se superaron por primera vez en la historia los 30 ºC: 30,1 ºC en Puerto Natales y 32.3 ºC en Porvenir. El observatorio de Valdivia el domingo registró una temperatura máxima de 38.5 ºC, el dato más alto en una serie de 98 años.




En algunas zonas de Argentina los últimos días también están siendo excepcionales. Los 38,2 ºC en Perito Moreno, 37 ºC en el aeropuerto de Puerto Santa Cruz y 30,8 ºC en Río Grande fueron los récords más sonados ayer en territorio argentino. Pueden parecer poco al lado de los 49,1 ºC de Port Augusta, en Australia, pero suponen lo mismo: valores sin parangón que han acabado desatando incendios voraces.


0 comentarios:

Publicar un comentario