Post Top Ad

2/21/2019

Aumenta la preocupación por la enfermedad del ciervo zombie.

Aumenta la preocupación por la enfermedad del ciervo zombie.





El congresista John Joyce, representante por Pensilvania, ha sumado esta semana su apoyo a la legislación que pretende impulsar un estudio federal en Estados Unidos sobre la enfermedad debilitante crónica (CWD, por sus siglas en inglés), más conocida como la enfermedad del ‘ciervo zombi‘, que amenaza con afectar a la salud humana.

De esta forma, Joyce une su voz a las preocupaciones expresadas días atrás por el republicano Ralph Abraham, congresista por Luisiana, que presentó un proyecto de ley bipartidista para detener la propagación de la dolencia e intentar encontrar una cura.

Hasta el momento, el brote de CWD se ha identificado en 2 provincias de Canadá y en al menos 24 estados de Estados Unidos o lo que es lo mismo: en la mitad del país ya se han documentado casos.


¿Qué es la enfermedad del ciervo ‘zombi’?: La CWD es una enfermedad que afecta específicamente al cerebro, la médula espinal y otros tejidos de ciervos, venados y alces criados en libertad. Produce una drástica pérdida de peso y cambios de comportamiento, como tropiezos, falta de coordinación, babeo, sed excesiva, orejas caídas, ausencia de miedo ante las personas o agresividad.

¿Por qué ha causado tanta preocupación?: “Es una enfermedad de la que no puedes deshacerte”, afirma Dale Garner, jefe de vida silvestre de la División de Recursos Naturales de Iowa en una entrevista con CBS, pues se trata de una afección mortal que no tiene cura.

Varios investigadores aseguran que la enfermedad puede afectar a los humanos de forma sustancial.

 “Es biológicamente posible que la CWD infecte a las personas”, afirmó William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas a Self. Una vez que se establece en un área, el riesgo permanece durante mucho tiempo en el ambiente, informó el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

¿Se puede contagiar a los humanos?: Científicos canadienses demostraron el año pasado que macacos alimentados con carne infectada de ciervos, desarrollaron la enfermedad. Sin embargo, nunca se han reportado casos de CWD en humanos, aunque los resultados de los estudios contemplan esta posibilidad.




Los científicos creen que la enfermedad se propaga a través de fluidos corporales como las heces, la saliva, la sangre o la orina, ya sea por contacto directo o indirecto a través de la contaminación ambiental del suelo, los alimentos o el agua.

¿Qué medidas proponen para controlar el brote?: El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ha sugerido usar guantes, minimizar el tiempo de manejo de los órganos del animal y someterlos a prueba antes de comerlos. Al ser una enfermedad que se transmite a través de proteínas infectadas, llamadas priones, la cocción de la carne no reduciría el riesgo de contagio.

En Pensilvania se ha propuesto reclutar cazadores para eliminar miles de ciervos en la región, como parte de un estudio piloto, con el fin de analizar si la reducción de la población de ciervos puede controlar la propagación de la enfermedad.

El doctor Frank Bastian, del departamento de agricultura de la Universidad Estatal de Luisiana, cree que la enfermedad es causada por una bacteria y no por priones, como se cree hasta el momento. Ahora intenta recaudar fondos, junto a su equipo, para desarrolla la vacuna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...