Post Top Ad

Your Ad Spot

1/17/2019

Investigador asegura que la “Superluna de sangre de lobo” del 21 de enero provocará un terremoto destructivo




Hay múltiples teorías relacionadas con cómo la Luna puede influir en las actividades sísmicas terrestres. Es por este motivo que la “Superluna de sangre de lobo” del 21 de enero de 2019 se ha convertido en uno de los eventos más esperados en todo el mundo. Pero, ¿por qué exactamente se llama “Superluna de sangre de lobo”?



Siempre que, durante un eclipse lunar total, la Luna se acerca más a la Tierra y nuestro planeta proyecta una sombra en la esfera blanca, la vemos con un brillo rojizo. Se produce un eclipse lunar total cuando la Luna, la Tierra y el Sol se alinean de tal manera que nuestro planeta se coloca justo entre nuestro único satélite natural y nuestra estrella más cercana. Y si a esto le sumamos que la llamada “superluna de sangre de lobo” ocurrirá durante la Superluna, nos encontramos en que se verá un 14 por ciento más grande y un 30 por ciento más brillante de lo que normalmente se ve.


Para quienes estén interesado en contemplar el espectáculo, será visible desde América el Norte, América del Sur, oeste de Europa y África a las 18:12 horas del próximo 21 de enero y durará aproximadamente una hora. Ahora bien, ¿este eclipse lunar puede provocar destructivos terremotos en la Tierra? Ya sea una teoría o una leyenda, se dice que los eclipses lunares, especialmente las lunas de sangre, son catastróficas para nuestro planeta, con terremotos y erupciones volcánicas. Sin embargo, un experto en la materia advierte que durante y después de la “superluna de sangre de lobo” ocurrirá un destructivo terremoto, debido a la alineación de los planetas.




La nueva de predicción de Hoogerbeets



El popular investigador Frank Hoogerbeets, fundador del portal web Ditrianum, ha vuelto ha advertir a la humanidad. Esta vez asegura que nuestro planeta podría experimentar una actividad sísmica “sin precedentes” durante la “superluna de sangre de lobo”, ya que la Tierra, Mercurio, Venus y el Sol se están alienado, causando una inestabilidad gravitacional en nuestro sistema solar. Como resultado, habrá un catastrófico terremoto en cualquier parte del mundo. Sin embargo, la amenaza continuará estando muy presente semanas después de que tenga lugar este extraño fenómeno espacial.


“Con la Tierra en una alineación el día 13 y Venus en dos alineaciones el día 16, existe una alta probabilidad de que haya una mayor actividad sísmica”, explica Hoogerbeets. “Debido a las posiciones específicas de los planetas exteriores, tenemos una geometría lunar crítica cada tres o cuatro días, lo que en promedio puede resultar en más disturbios sísmicos. Esta situación continuará por varias semanas.”



Sin embargo, Hoogerbeets no sabe dónde ocurrirá este terremoto con la capacidad de provocar un cataclismo en nuestro planeta. Según el tabloide británico Daily Express, el investigador independiente utiliza para sus predicciones el llamado Índice de Geometría del Sistema Solar (SSGI), que es el cálculo de un conjunto de datos para un periodo marco de tiempo específico según las posiciones geométricas específicas de los planetas.




“Después de tres años de investigaciones, ha quedado claro que existe alguna geometría planetaria en el Sistema Solar que claramente provoca un aumento sísmico”, explica Hoogerbeets.

También hay que añadir que Hoogerbeets predijo que habría un fuerte terremoto durante la Luna de Sangre del pasado año, Y así fue, un poderoso terremoto sacudió la costa de la isla indonesia de Lombok, cerca de Bali, donde murieron 557 personas.

Profecías bíblicas

Pero a parte de la predicción de Hoogerbeets, también hay quien cree que la “superluna de sangre de lobo” es una señal apocalíptica. Según expertos en profecías bíblicas, este inusual fenómeno provocará varios terremotos en las próximas semanas, algunos de los cuales registrarán una magnitud tan alta como nueve. De hecho, hay varios pasajes bíblicos señalan que los terremotos son un signo del inminente apocalipsis y de la Segunda venida de Cristo a la Tierra.

“Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira”, Isaías 13:13.

Y es que al parecer en la Biblia hay advertencias sobre terribles acontecimientos que ocurrirán en los días finales, más comúnmente conocido como la Gran Tribulación. Incluso el mismo Jesucristo advirtió a sus discípulos en el “Discurso de los Olivos” o “Profecía del Monte de los Olivos” de los inminentes eventos que ocurrirían en este mundo antes de la Segunda venida de Cristo.


¿Qué dice la ciencia?
Dicho esto, los científicos descartan cualquier posibilidad de que haya actividad sísmica alguna durante y después de la “superluna de sangre de lobo”, asegurando que no hay forma de predecir los terremotos. Además, hay estudios que sugieren que no existe una correlación de los fuerte terremotos con el ciclo lunar. Investigadores aseguran que el cambio en la atracción gravitatoria entre la Luna y la Tierra durante un eclipse lunar total es muy pequeño para afectar las placas tectónicas o expulsar el magma de los volcanes.

Pero también hay que decir que un estudio publicado por en la revista científica Nature Geoscience en 2016 concluía que las mareas que ocurren durante las lunas llenas tienen cierta relación con los terremotos de gran magnitud, sin embargo, también hay otros factores que desencadenan terremotos y determinan su intensidad.

Como podemos apreciar, la comunidad científica no se pone de acuerdo en lo que se refiere a los terremotos y los ciclos lunares. Pero para Frank Hoogerbeets no hay duda alguna, la “superluna de sangre de lobo” desencadenará un terremoto destructivo en nuestro planeta.

¿Crees que la “superluna de sangre de lobo” provocará un cataclismo en la Tierra? ¿Se trata de una señal apocalíptica? ¿O piensas que no hay ninguna relación entre los terremotos y los ciclos lunares?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

loading...