Post Top Ad

1/11/2019

Detectan por segunda vez unas misteriosas señales de radio repetitivas enviadas desde una galaxia lejana


En lo que respecta a las películas de ciencia ficción, 1996 fue uno de los mejores años para la industrian cinematográfica: se estrenó Independence Day de Roland Emmerich y Mars Attacks! de Tim Burton, entre otras. Pero en medio de este repertorio de invasión extraterrestre, nos encontramos con una película que pasó complemente desapercibida, “Han llegado (The Arrival)”. Dirigida por David Twohy e interpretada por Charlie Sheen, es un ingenioso thriller que tuvo la desgracia de estrenarse unas pocas semanas antes de Independence Day. Zane Zaminsky (Charlie Sheen) es un astrónomo que busca señales extraterrestres en el SETI. Durante un turno nocturno, Zane y su compañero detectan lo que siempre habían estado buscando: una señal de otro mundo. Sin embargo, el superior de Zane en la NASA decide despedirlo fulminantemente




Decidido a encontrar pruebas de que la señal es de origen extraterrestre, Zane continúa su investigación en su casa y se encuentra implicado en una conspiración que incluye el cambio climático y una base militar secreta en México. Seres extraterrestres haciéndose pasar por humanos, una conspiración para conquistar nuestro planeta cambiando el clima y señales de otros mundos, una combinación perfecta que con el tiempo han hecho de “Han llegado” una película de culto entre los creyentes en la existencia de vida extraterrestre inteligente y los teóricos de la conspiración. Aunque lejos de ser un gran éxito, “Han llegado” logró una aceptable recaudación en taquilla que permitió a los productores hacer una secuela en 1998, aunque directamente para video.

Pero en ocasiones la realidad supera a la ficción y tal vez estemos presenciado la trama descrita en “Han llegado”, ya que desde 2007 varios radiotelescopios en todo el mundo han estado recibiendo ráfagas rápidas de radio (FRB por sus siglas en inglés), unos misteriosos pulsos de alta energía que duran una fracción de segundo y que tienen un origen desconocido a miles de millones de años luz de distancia. Y ahora, estas misteriosas repeticiones de energía se han detectado por segunda vez.




Misteriosas señales de origen extraterrestre

El nuevo descubrimiento, publicado en la revista Nature, fue realizado por un equipo de astrónomos canadienses mientras buscaban ráfagas rápidas de radio (FRB). Durante un período de tres semanas el verano pasado, el equipo detectó 13 extrañas señales utilizando un nuevo tipo de radiotelescopio, el Experimento Canadiense de Mapeo por Intensidad de Hidrógeno (CHIME, por sus siglas en inglés). Y lo que descubrieron les dejó realmente sorprendidos, uno de los FRBs se estaba repitiendo.

misteriosas senales de radio repetitivas - Detectan por segunda vez unas misteriosas señales de radio repetitivas enviadas desde una galaxia lejana


De los más de 60 ráfagas rápidas de radio detectadas hasta el momento, solo han sido detectadas una vez antes por el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico en 2015. Las FRB son emisiones de radio que aparecen de manera temporal y aleatoria, lo que hace que no solo sean difíciles de encontrar, sino también difíciles de estudiar. Las últimas señales que se ha detectado llegaron a la Tierra desde una galaxia a 1.5 mil millones de años luz de distancia.

No se sabe de dónde provienen estas FRB, aunque se cree que emanan de un punto determinado a miles de millones de años luz de distancia fuera de nuestra galaxia, la Vía Láctea. La Dra. Ingrid Stairs, astrofísica de Chime y profesora de la Universidad de Columbia Británica dijo lo siguiente:

“Hasta ahora, solo se conocía un FRB que se repetía. Saber que hay otra sugiere que podría haber más por ahí. Y con más repetidores y más fuentes disponibles para el estudio, podremos entender estos enigmas cósmicos, de dónde son y qué los causa.”

Según los científicos, la mayoría de las 13 FRB mostraron signos de “dispersión” que sugieren que sus fuentes podrían ser objetos astrofísicos poderosos en lugares de características especiales.




“Eso podría significar en una especie de grupo denso como un remanente de una supernova (estrella explosiva)”, dijo el Dr. Cherry Ng, de la Universidad de Toronto y miembro del equipo. “O cerca del agujero negro central en una galaxia. Pero tiene que estar en un lugar especial para darnos toda la dispersión que vemos.”


misteriosas senales de radio - Detectan por segunda vez unas misteriosas señales de radio repetitivas enviadas desde una galaxia lejana



Los investigadores también han señalado que los nuevos FRB tienen frecuencias de radio inusualmente bajas. La mayoría de las FRB detectadas anteriormente tenían frecuencias de alrededor de 1,400 megahercios (MHz), pero las nuevas están por debajo de los 800 MHz. La explicación científica más probable es que fueron generadas por objetos poderosos en el espacio, aunque también cabe la posibilidad de que los responsables sean agujeros negros o estrellas de neutrones súper densas.


Origen extraterrestre
Sin embargo, otros científicos tienen una explicación completamente diferente. El profesor Avid Loeb, del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian en los Estados Unidos, está convencido de que se trata de tecnología extraterrestre increíblemente avanzada. En 2017, el profesor Loeb y su colega de la Universidad de Harvard, Manasvi Lingam, propusieron que las FRB podrían ser fugas de transmisores extraterrestres del tamaño de un planeta.

Y en lugar de estar diseñados para la comunicación, es más probable que se utilicen para propulsar naves espaciales gigantes mediante velas ligeras. La vela ligera trabajaría rebotando luz, o en este caso haces de radio, en una gran lámina reflectante para proporcionar la propulsión.

“Vale la pena contemplar y comprobar un origen artificial”, dijo el profesor Loeb.

Sin duda alguna estamos ante uno de los descubrimientos mas controvertidos del siglo XXI. Por un lado, tenemos a científicos que creen que su origen es natural, aunque no han podido demostrarlo, y por otro están aquellos que están convencidos de que se trata de señales de origen extraterrestre, ya sean enviadas intencionadamente o se trate de la repetición de tecnología avanzada. Aunque esperemos que el profesor Avid Loeb no sufra las mismas consecuencias que Zane Zaminsky en la película “Han llegado”. La verdad es que todo es posible.

¿Estas misteriosas señales son de origen extraterrestre? ¿O te crees la versión científica, que son de origen natural?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...