Pronostican fuerte terremoto en la falla de san andres.



  Más información sobre el avance del géiser o socavón, en la falla de San Andrés (EEUU)

Como decíamos en nuestro anterior artículo, el géiser, del que sale vapor, agua y dióxido de carbono, fue detectado en 1953 en el condado Imperial, cerca de Niland, en California.

En el mes de junio, se desplazó hacia la zona de las vías del ferrocarril Unión Pacific Railroad (UPRR) y la autopista 111, y se encontraba a unos 800 metros al sur de la intersección de la autopista y la calle Gillespie Road, cerca de Niland.

La UPRR empezó a hacer pozos de agua subterránea cerca del géiser, en un esfuerzo desesperado para redirigirlo a una zanja, desde la que extraer y redirigirlo, terminando en el mar de Saltón. Sin embargo, no pudieron hacer mucho. Posteriormente, se construyó un muro a su alrededor, pero el agua se filtró por debajo de la pared en octubre de 2018 y se acercó aún más a las vías, por lo que los habitantes de la zona se encuentran bastante preocupados por su avance situado ahora cerca del extremo sur de la Falla de San Andrés.

Por supuesto, todos se apresuran en afirmar que no existen indicios que sugieran que se trate de un signo precursor de un terremoto de gran potencia. De hecho, destacan que la zona se encuentra en calma en lo que se refiere a seísmos, durante los últimos meses, con tan solo leves seísmos. Además, este desplazamiento no es una actividad sísmica. Sino que sucede en parte como resultado de una actividad sísmica histórica que provocó grietas, permitiendo que ciertos gases, producidos de forma muy subterránea, alcanzaran la superficie de la tierra.

Sin embargo, para el Jefe del Departamento de Incendios y Emergencias del condado de Imperial, en California, el estado más al sur fronterizo con México, están preocupados por este extraño fenómeno que podría ser signo de que el Gran Terremoto de California podría estar preparándose ahora mismo.

La gran preocupación actual es que este misterio, de desplazamiento lento, podría convertirse en un medio de destrucción para la infraestructura a la que se aproxima, como son las vías ferroviarias y una autopista. Se encuentran en su camino: State Route 111, una tubería de petróleo y líneas de fibra óptica.

En octubre de 2018, como hemos mencionado, este socavón de lodo se coló bajo el muro de acero construido y se acercó aún más a las vías, forzando a Unión Pacific a construir vías ferroviarias alternativas. Los trenes están utilizando estas nuevas vías, a un ritmo más lento.

Por su parte, el Departamento de Transportes de California ha informado que, en el caso de que se aproxime hacia el punto en el que afecte a la carretera estatal, se verán forzados a desviar el tráfico.

Un desastre de desplazamiento lento para California que no parece tenga intención de detenerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

FOTOS: jamas en la historia de la humanidad habia pasado esto , desierto se convierte en mar.

Las inundaciones causaron grandes daños sobretodo en la capital de Arabia Saudita, Riad, donde la mayoría de las calles estaban cerradas por...

Post Populares