FOTOS: Mas de 500 migrantes intentaron cruzar a estados unidos.

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos lanzaron gases lacrimógenos a un grupo de migrantes que intentaron romper una cerca en la frontera con México, luego que autoridades estadunidenses cerraron el paso en la garita de San Ysidro.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA por sus siglas en inglés) condenó el uso de gases lacrimógenos en contra de miembros de la caravana, y urgió al gobierno estadounidense a enviar más jueces migratorios para atender las demandas de asilo.

Los incidentes ocurrieron luego que un nutrido grupo de migrantes intentó romper la cerca que Estados Unidos colocó en uno de los accesos a la garita de San Ysidro, cerrada al mediodía en todos los accesos vehiculares y peatonales, para evitar el paso de miembros de la caravana centroamericana.

Imágenes de video difundidas en redes sociales mostraron a cientos de migrantes que corrían hacia la frontera de Estados Unidos en San Diego, desde la ciudad mexicana de Tijuana.

Cientos de migrantes hombres, mujeres y niños sortearon los bloqueos instalados por la policía federal y local en Tijuana, e intentaron penetrar a San Diego por el área de carga donde cruza el ferrocarril.

El presidente estadunidense Donald Trump exigió el sábado que los migrantes permanezcan en México mientras se procesan sus solicitudes de asilo, y escribió: “los migrantes en la frontera sur no podrán ingresar a Estados Unidos hasta que sus reclamos se aprueben individualmente en la corte”.

Las autoridades migratorias desplegaron personal de la CBP y la Patrulla Fronteriza en la frontera debido a múltiples manifestaciones planificadas en ambos lados de la frontera, en paralelo con elementos de la Marina y la Fuerza Aérea en el área de San Diego.

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza confirmó la suspensión total del tráfico de vehículos y peatones por la garita de San Ysidro a las 11:40 tiempo local, que se prolongaba ya por varias horas.

El Puerto de Entrada de San Ysidro es el cruce fronterizo terrestre más transitado del mundo, con el ingreso diario de unas 110 mil personas a Estados Unidos, unos 40 mil vehículos, 34 mil peatones y de 150 a 200 autobuses.

Más de cinco mil migrantes han acampado en un complejo deportivo en Tijuana, su último punto después de recorrer México en caravana en las últimas semanas, en espera de solicitar asilo en Estados Unidos, pero en San Ysidro las autoridades procesan menos de 100 solicitudes por día.