Descubrimiento que puede acabar con el cáncer



Un equipo en una universidad ha pasado ocho años estudiando el genoma humano, incluidos todos sus diversos productos químicos y los procesos que utiliza para regularse.

Recientemente descubrieron lo que parece ser una cierta "vía de autodestrucción", que podría usarse para destruir cualquier tipo de célula cancerosa o célula enferma para una curación completa.

El mecanismo descubierto implica la creación de cosas llamadas ARNip. Estas son pequeñas moléculas de ARN que sirven para interferir con los genes que son esenciales para la destrucción de las células de rápido crecimiento. Aunque no se conoce completamente, se ha dicho que estos ARNsi tienen un efecto muy pequeño en las células sanas . A pesar de esto, es evidente que esta solución potencial para el cáncer tiene riesgos muy reales.

Este proceso de moléculas de ARNip que causan la muerte de las células cancerosas se conoce como DISE (muerte por eliminación del gen de supervivencia inducida).

El equipo ha logrado encontrar secuencias de seis nucleótidos que serían necesarias para lograr este estado de DISE.

Se ha explicado que cuando examinaron las secuencias, hicieron un gran descubrimiento.

Las secuencias asociadas a DISE ya están allí, residen en nuestras moléculas de ARN, y están presentes en una de varias cadenas de ARN que suprimen tumores. Otra investigación también encontró que estas secuencias se pueden encontrar en todo el genoma.

A pesar de todo este sorprendente descubrimiento, hubo un pequeño problema. El equipo aún tenía que determinar cómo el cuerpo produce estos ARNsi que son capaces de producir DISE. En otro estudio, sin embargo, el equipo observó que el cuerpo produce estas moléculas. El cuerpo cortará una hebra más grande de ARN, en múltiples ARNsi.

Este es un gran avance

El equipo llevó a cabo una serie de experimentos, con los que lograron demostrar que este mismo proceso podría usarse para convertir otros ARN grandes codificadores de proteínas en ARNsi de DISE.

También encontraron que alrededor del 3% de todos los ARN codificantes en el genoma humano podrían ser utilizados para este propósito.

El equipo está trabajando actualmente en la fabricación de medicamentos y terapia génica que puedan utilizar estos descubrimientos.

La Universidad ha querido mantener el anonimato por seguridad ante las compañías farmacéuticas "MAFIAS"