Nuestra salud alterada por la frecuencia de la resonancia de Schumann.

 Nuestra salud alterada por la frecuencia de la resonancia de Schumann

¿Sufres de episodios de irritabilidad, cansancio, náuseas o mareo? ¿Habías oído hablar de la resonancia Schumann?


Fue en el año 1952, cuando el físico y profesor alemán, W.O. Schumman expuso su hipótesis de que había ondas electromagnéticas medibles en la atmósfera que existían en la cavidad o espacio entre la superficie de la tierra y la ionosfera. Según la NASA, la ionosfera es una capa donde abundan electrones, átomos ionizados, y moléculas que ocupan aproximadamente 30 millas sobre la superficie de la Tierra hasta el extremo del espacio, de unas 600 millas. Según nuestro conocimiento, el campo electromagnético de la Tierra ha estado protegiendo todo cuanto queremos en nuestro planeta con su frecuencia natural de 7,83 Hz.

Hoy en día sabemos que la resonancia Schumann es un conjunto de picos en la banda de ELF (extremely low frequencies o, dicho en español; frecuencias extremadamente bajas) del espectro electromagnético de la Tierra. Las limitadas dimensiones terrestres provocan que esta guía de onda actúe como una cavidad resonante para las ondas electromagnéticas en la banda ELF.

La frecuencia más baja, y al mismo tiempo la intensidad más alta, de la resonancia de Schumann se sitúa aproximadamente en 7,83 Hz y los sobretonos detectables se extienden hasta el rango de los kHz (kilohercios).


Esta onda o frecuencia ha sido relacionada por algunos con altos niveles de sugestión, meditación, e incluso con un aumento en los niveles de la hormona humana del crecimiento, además de potenciar los niveles de flujo de sangre cerebral al estimular la frecuencia.

El 31 de enero de 2017, por primera vez en la historia, la resonancia de Schumann alcanzó frecuencias de 36+ Hz. Se consideró una anomalía cuando en 2014, esta misma frecuencia subió de su frecuencia habitual de 7,83 Hz a un punto indeterminado entre 15-25 Hz. Un gran salto.

Pero, ¿en qué nos afecta a nosotros como criaturas vivas en la Tierra? Bueno, pues, según la neurociencia, frecuencias de 36+ Hz en el cerebro humano están relacionadas más bien con un sistema nervioso estresado que con uno relajado y saludable.

En los años 50, se descubrió que la frecuencia se situaba en 7,83 Hz, hasta hace unos años, a partir de los cuales se han venido registrando picos, algunos han subido a 14 hz, después a 30 hz y finalmente, hace unos meses, hemos registrado picos de 60-80-120 hz.

Y todo esto sucede, al mismo tiempo que nuestros organismos y cerebros están acostumbrados a permanecer en la frecuencia terrestre de 7.83hz. Una frecuencia en la que, al parecer, siempre ha permanecido la Tierra.

¿Qué es lo que ha provocado estos picos en la resonancia de Schumann?

Los picos en la resonancia de Schumann se vienen produciendo debido al empuje magnético procedente de Nibiru, que interfiere con el campo magnético natural de la Tierra. Los magnetos quieren escapar del ecuador de la Tierra, rebotan, y se ven empujados, creando una onda. Nibiru aumenta su empuje y de ahí que aumente la frecuencia habitual.

Existe una batalla entre la magnetosfera de la Tierra, que quiere alinearse con el Sol, pero que se ve asaltada por la fuerza magnética de Nibiru. En ocasiones, esta sobrecarga altera nuestra frecuencia de Schumann.

Por supuesto, las alteraciones de frecuencias también inciden en los picos y apagones, la otra causa del pulso electromagnético (EMP) que está causando estragos en los sistemas eléctricos. Las estaciones eléctricas y los tendidos eléctricos son puntos muy atractivos para los pulsos electromagnéticos. Ya se han escuchado casos de motores de coches que han ardido de repente… Aunque muchos episodios se han atribuido a las olas de calor. ¿Ha sucedido en alguna ocasión anterior durante una ola de calor? No… Pero, irá en aumento…

Debido a que los seres vivos de la Tierra se encuentran adaptados a una frecuencia de 7.83 Hz, en ocasiones, esto provoca cansancio, dolores de cabeza, e irritabilidad en los seres humanos y en los animales. Incluso problemas para conciliar el sueño. Unas alteraciones en la salud que volverán a la normalidad, sin mayores consecuencias, cuando termine el proceso del reverso de los polos. Mientras tanto, quizás se pueda intentar comer coco para intentar dormir mejor…


Imagen de la resonancia de Schumman, que muestra una fuerte explosión magnética procedente de Nibiru durante 14-22 horas el pasado domingo. El pico llegó a superar los 40Hz sin interrupción, durante 7 horas continuas y no cedió en intensidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Operacion antorcha California: un informe especial sobre la operacion terror de tormenta de fuego.

Operacion antorcha California: un informe especial sobre la operacion terror de tormenta de fuego ¿Incendios forestales? De Verdad? ¿Por ...

Post Populares