URGENTE: Volcánes Entran En Alerta Máxima Por Posible Erupcion.







Cerca de dos docenas de temblores en el gigantesco volcán Katla en Islandia tienen preocupados a los expertos, que hace mucho tiempo debió haber una erupción

Katla, un volcán gigante escondido bajo la capa de hielo del glaciar Mýrdalsjokull en el sur de Islandia, que domina la ciudad de Vik, ha estado relativamente tranquilo durante varios meses, después de los crecientes signos de actividad en la última pareja de años.
La actividad sísmica en Katla se toma muy en serio, ya que el volcán está bajo estrecha supervisión, ya que el volcán ha entrado en erupción muy regularmente cada 60-80 años.
La última erupción tuvo lugar en 1918, lo que hizo que Katla tardara mucho tiempo en una erupción.
El Sistema Nacional de Monitoreo Sísmico de la Oficina Meteorológica de Islandia registró el enjambre del terremoto ayer por la tarde.
El más grande de los casi dos docenas de terremotos fue un temblor de magnitud 3.1 relativamente poderoso a las 21:39 (9:39 p.m.).
Este terremoto tuvo un epicentro a 6,5 ​​km (4 millas) al este-noreste del pico Bárðarbunga (29 km / 18 millas, al norte-noroeste de Vik) a una profundidad de 100 metros (330 pies).
El temblor inicial fue seguido por cerca de una docena de temblores más pequeños.

Consecuencias de la erupcion del volcán Katla europa correría peligro inminente.

Es uno de los mas poderosos y agresivos volcanes del sur de Islandia, localizado bajo el glaciar Mýrdalsjökull. Su última erupción tuvo lugar en 1918. La caldera del volcán tiene un diámetro de 10 km y el volcán erupciona normalmente cada 40 – 80 años. Dado que la última erupción tuvo lugar en 1918, los científicos están monitorizando el volcán muy cuidadosamente. Desde 930 se han documentado dieciséis erupciones. Según el Eldgjá, una fisura de erupción volcánica de alrededor de 30 km de largo, erupcionó en el año 936, es parte de un sistema volcánico, que puede considerarse uno de los más poderosos del mundo.

Antes de que se construyera el Hringvegur (la carretera principal alrededor de la isla), la gente temía atravesar las llanuras en frente del volcán debido a los frecuentes jökulhlaups (inundaciones glaciares) y los profundos ríos que había que cruzar. Especialmente peligrosa fue la corriente glaciar tras la erupción de 1918 cuando la línea de costa quedó ampliada en 5 km por depósitos de corrientes laháricas, los lahares de esa erupción fueron particularmente grandes logrando cubrir una superficie de 125 km² de extensión.

Katla Volcán

Katla es uno de los volcanes más activos en Islandia, con dos erupciones por siglo en promedio. El centro volcánico se encuentra en el margen este de la zona oriental volcánicas en Islandia, por encima de un cruce de la tectónica de fisura lineal y un fuerte aumento en el grosor de la corteza, en comparación con la zona de la grieta norte del volcán. El macizo del volcán se eleva a una altura de 1512 metros y está parcialmente cubierta por UN glaciar de 200-700 m de espesor en Mýrdalsjökull que llena una caldera de unos 70 km 3, y cubre sus episodios eruptivos. El centro volcánico es de 300 km cúbicos y se forma principalmente en el intervalo de tiempo desde hace 220 mil años al Holoceno. La caldera actual fue formada por etapas durante la última glaciación. El inicio de la actividad del volcán en el Holoceno se caracteriza por una gran erupción explosiva de  nombre Sólheimar, fecha 12,000 BP por el Skógar (Vedde) capa de tefra. El volumen de eruptives de esta erupción se estima 6-7 km3, lo que contribuye significativamente a la subsidencia caldera.

Los resultados de un experimento de sísmica 2-D en el volcán “undershooting” Katla indican un depósito magmático superficial con el fondo a una profundidad de 3 kilómetros por debajo de la superficie de la capa de hielo (Gudmundsson et al., 1994). El Espesor del depósito de magma se estima en un 1 km, y más o menos se ha asumido que el volumen podría ser de 10-12 km3. Según estas mediciones, el embalse de magma sólo puede ser definido como un volumen en el que la fusión relativa de su contenido es lo suficientemente alto como para crear una sombra importante de ondas S.

La actividad volcánica en tiempos históricos se caracteriza por erupción de alta frecuencia, y la producción de basaltos de Fe-Ti y menor cantidad de tefra silícico. A pesar de que domina la composición del magma basáltico, todas las erupciones son altamente explosivas a causa del modo subglacial de la extrusión.La gran erupción más reciente de Katla ocurrió en 1918, pero posiblemente una pequeña erupción que no rompió la cubierta de hielo tuvo lugar en 1955. Similares eventos más pequeños también pueden haber ocurrido en el tiempo histórico.

Más información

En un reporte publicado por Meteored.com el pasado 6 de abril se informa que:

“Si el volcán Katla entrara en erupción, tal como ha ocurrido en ocasiones anteriores, el flujo de lava podría fundir grandes cantidades de hielo y causar graves inundaciones en la zona.


Pero esto no es lo más peligroso, los efectos de la explosión del volcán Katla en el año 1.159 aC. se sintieron a cientos de kilómetros de distancia.

El Monte Katla es uno de los volcanes más activos de Islandia. Era conocido por los isleños como “La puerta del infierno”. En la erupción prehistórica, la totalidad de la costa oeste de Escocia fue devastada. Una nube de cenizas sulfúricas y lluvia ácida cayó sobre la tierra, un tsunami se desplazó por el mar y el sol se ocultó durante años. Tal evento, cambió de inmediato la vida de los habitantes de lo que hoy llamamos Escocia y bien puede haber cambiado permanentemente su forma de vida.

Alistair Moffat, autor de “Antes de Escocia”, no tiene ninguna duda de que cuando estalló el Katla, los habitantes de la costa oeste fueron atrapados por el pánico con la visión de la nube de cenizas (pluma del volcán). Moffat piensa que no hubieran tenido ninguna duda de que los dioses estaban enojados. La erupción se habría anunciado con feroces tormentas eléctricas y el tiempo habría cambiado. Estas personas, que pensamos que vivían de la recolección de alimentos del mar, vieron desaparecer sus medios de subsistencia. El mar cambió, los cultivos se perdieron, y después, durante una generación, no hubo verano. “Sabemos lo que sucedió debido a la dendocronología (la medición de los anillos de árboles). Mediante este sistema de datación, en los árboles antiguos se puede ver que se trató de un acontecimiento que cambió el clima. Esto demuestra que durante 18 a 20 años no hubo veranos”.

La erupción de este sistema volcánico del Eldgjá Katla, conocido como los cráteres del Laki, también produjo, en una históricamente más reciente explosión el 8 de junio 1783, devastadoras consecuencias en Islandia, donde murio el 50% del ganado provocando una hambruna que mató al 25% de la población.

En Gran Bretaña, el verano de 1783 era conocido como el “verano de la arena” debido a la lluvia de cenizas. Los gases fueron llevados por la columna de  convección de la erupción hasta una altura de unos 15 kilómetros (10 millas). Los aerosoles formados causaron un efecto de enfriamiento en el hemisferio norte.

La erupción continuó hasta el 7 de febrero de 1784, pero la mayoría de la lava se produjo con la erupción en los primeros cinco meses. El volcán Grímsvötn, que se encuentra también en la fisura Laki, entró asimismo en erupción desde 1783 hasta 1785. El flujo de gases, que incluyen una estimación de 8 millones de toneladas de fluoruro de hidrógeno y 120 millones de toneladas de dióxido de azufre, dieron lugar a lo que desde entonces se conoce en toda Europa como la niebla “Laki”.

Las consecuencias para Islandia -conocidas como las dificultades Mist- fueron catastróficas. Se estima que el 20-25% de la población murió por la hambruna y la intoxicación de flúor emitido por las fisuras después de las erupciones. Alrededor del 80% de las ovejas, el 50% del ganado vacuno y el 50% de los caballos murieron a causa de fluorosis dental esquelética producida por los 8 millones de toneladas de fluoruro de hidrógeno que se liberaron.

Se estima que unos 122 Tg (120 millones de toneladas) de dióxido de azufre fueron emitidos: aproximadamente el equivalente a tres veces el total anual de la producción industrial europea en 2006, y el equivalente a la erupción del Monte Pinatubo de 1991 cada tres días. Este derramamiento de dióxido de azufre causó una espesa niebla que se extendió por Europa occidental generando condiciones climáticas inusuales, y dando lugar a muchos miles de muertes en 1783 y el invierno de 1784.

El verano de 1783 fue el más caluroso en el registro causado por una rara zona de alta presión sobre Islandia al soplar los vientos del sur-este. La nube venenosa derivó hacia Bergen en Noruega, luego se extendió a Praga, en la provincia de Bohemia el 17 de junio, Berlín el 18 de junio, París el 20 de junio, Le Havre, 22 de junio, y Gran Bretaña el 23 de junio. La niebla era tan espesa que los barcos se quedaron en el puerto, no puediendo navegar, y el sol fue descrito como “de color de la sangre”.


Preparan evacuación en un radio de 3 kilómetros en el volcán Kuchinoerabujima en la Islas Ryukyu (#Okinawa), Japón  el nivel de alerta se eleva de 2 a 4 en una escala de 5 niveles.

Monitoreo intensivo.

La alerta roja (Nivel 4) es debido al aumento drástico de sismicidad en la cumbre lo que podrí llevar a una nueva fase eruptiva.

La úlima erupción, recordemos, se registró en Mayo del 2015.

By expresatems
El volcán ecuatoriano Sangay, situado en la provincia de Morona Santiago, se encuentra en una nueva fase eruptiva tras nueve meses de relativa calma, informó el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.

El nuevo pulso eruptivo del Sangay empezó el pasado 8 de agosto, luego de nueve meses desde que concluyera una fase de alta actividad en noviembre de 2017, precisa un informe del IG.



La montaña de 5.230 metros sobre el nivel del mar y situada en un sector del ramal oriental de la cordillera de los Andes, ha expulsado bocanadas de gases y presenta un posible flujo de lava, añadió el Instituto. La actividad superficial del volcán está caracterizada por “emisiones de ceniza poco energéticas que se elevan hasta 2,3 kilómetros sobre su cráter y por la posible presencia de un nuevo flujo de lava” en el flanco este-sureste, precisa el informe. “Esta actividad de baja intensidad es típica del volcán Sangay y no representa una amenaza fuera del cono volcánico”, añadió al señalar que las columnas de ceniza podrían eventualmente “atravesar algunas de las rutas aéreas del país”.

El Centro de Alerta de Ceniza Volcánica (VAAC) de Estados Unidos ha reportado “dos nubes de ceniza en los últimos días”, la primera el pasado 8 de agosto con una altura de 500 metros sobre la cumbre, y otra tres días después a 2.300 metros sobre el cráter, indica el boletín.

Además, información de satélites advierte de dos anomalías termales bajas, registradas este martes 14 de agosto en los flancos norte y noreste, así como un punto caliente persistente. “La presencia de estas anomalías de calor confirmaría que el volcán ha iniciado una nueva fase eruptiva”, afirma el IG, que también ha observado en imágenes la presencia de incandescencia en la parte superior del volcán. El Instituto advierte que mantendrá la vigilancia sobre la situación en el volcán Sangay, que se encuentra en una zona despoblada