Escritor y político estadounidense afirma que los recientes desastres naturales son señales del inminente Apocalipsis


En 2004, el director de cine alemán Roland Emmerich nos sorprendió a todos con una película sin precedentes, “El día de mañana (The Day After Tomorrow)”, en la que mostraba un escenario climático donde las corrientes oceánicas de todo el mundo se detienen como resultado del calentamiento global, lo que lleva a una catastrófica tormenta que destruye las principales ciudades de todo el mundo. “El día de mañana” se convirtió en la mejor película de desastres de toda la historia.

Representaba el inicio repentino de una nueva edad de hielo con secuencias de acción y efectos especiales que significaron una revolución tecnológica. El espectáculo, que en ocasiones es colosal y asombroso, comienza a los dos minutos y continúa hasta el final. Pero más allá de la “orgía visual”,Emmerich nos deja un mensaje de que hay que hacer algo con respecto al calentamiento global. Después de su estreno, fueron muchos los científicos que criticaron duramente el film por no ser creíble y por desatar una alarma social innecesaria. Pero poco a poco, ha ido surgiendo investigadores que sugieren que la visión de Emmerich no estaba del todo desacertada, ya que algunos estudios sugieren que los patrones de circulación oceánica podrían colapsar en un futuro cercano, sumiendo al hemisferio norte en una edad de hielo, demostrando así que anteriores modelos climáticos han subestimando la posibilidad de podernos encontrar ante un verdadero “El día de mañana”.

Y ahora, un político estadounidense asegura que el creciente número de desastres naturales en todo el mundo es una clara señal de que el Apocalipsis es inminente.

Inminente Apocalipsis

Michael Snyder, escritor y miembro del Partido Republicano estadounidense, escribió en su blog ‘The Economic Collapse’ que el mundo va a presenciar algunos cambios drásticos que la gente no puede ignorar. Sin embargo, Snyder cree que es prácticamente imposible revertir los cambios climáticos que ocurren en todo el mundo, ya que estos cambios están fuera de nuestro control.

“Los medios dominantes continuarán diciéndonos que los cambios en la Tierra que estamos presenciando se deben al calentamiento global y que, si revertimos el curso, podremos volver a ver cómo eran las cosas antes”, escribe Snyder en su blog. “No, no podemos retroceder, porque los cambios que están sucediendo están fuera de nuestro control.”



El autor estadounidense dejó en claro que las recientes olas de calor que están afectando a Europa y Corea del Norte son una clara señal de que algo extraño está sucediendo en nuestros cielos. Michael Snyder es un escritor independiente, toda una personalidad de los medios y activista político. Ha escrito cuatro libros, incluyendo “El principio del fin (The Beginning Of The End)” y “Viviendo una vida que realmente importa (Living A Life That Really Matters)”.

Los científicos nos advierten

Y parece ser que Snyder no estaría del todo mal encaminado, ya que los científicos acaban de advertir que si el calentamiento global continua sin control, podría acabar en un escenario climático llamado “Tierra del invernadero”, donde el aumento de la temperatura será completamente errático, lo que provocará un aumento del nivel del mar seguido de un clima extremo que dificultará la supervivencia de la vida humana en la Tierra.

Los científicos han identificado una serie de “puntos de inflexión” que, si se cruzan, el planeta podría entrar en una espiral de patrones climáticos que serán irreversibles. Los investigadores han descubierto que hay ciertos sistemas naturales ya presentes en el planeta que podrían activarse por el calentamiento excesivo, lo que a su vez actúa como un disparador para exacerbar las ya altas temperaturas. Esto dejará las temperaturas promedio de la Tierra a un nivel aproximadamente de 4 a 5 grados centígrados por encima de la era preindustrial.  Actuando como fichas de dominó, cada una de estas partes del punto de inflexión puede convertir todo el sistema climático en un desastre total.

Una Tierra Invernal sería mucho más cálida de lo que ha sido la Tierra durante aproximadamente 1,2 millones de años. Por ejemplo, los niveles del mar podrían aumentar entre 10 y 60 metros. Además, los investigadores dicen que la lista de estos posibles puntos de inflexión provocaría el deshielo de los gases de efecto invernadero atrapados por el permafrost, por lo que el Amazonas moriría, eliminando uno de los mayores consumidores de CO2 y dando como resultado el colapso de las capas de hielo polar.

Cualquiera de estos eventos causaría el efecto de cascada. Por ejemplo, si la capa de hielo de Groenlandia se colapsara, afectaría las corrientes oceánicas. Junto con el aumento del nivel del mar causado por el exceso de agua vertida en el océano, provocaría el calentamiento del océano austral y provocaría la acumulación excesiva de agua fría cerca de la región del norte de Europa. Con aguas más cálidas que ahora fluyen hacia el sur, las capas de hielo de la Antártida también comenzarían a deshacerse. Estamos hablando del verdadero Apocalipsis. Curiosamente, este escenario fue el representado por Roland Emmerich en “El día de mañana”.


Y mientras tanto, los teóricos de la conspiración aseguran que la llegada del planeta Nibiru está causando todos estos desastres naturales en nuestro planeta. También alegan que el reciente terremoto que sacudió Indonesia es una clara señal de que el Planeta X se encuentra en nuestro sistema solar.


Para apoyar su teoría, los expertos en la materia se basan en que recientemente, científicos del Instituto de Tecnología de California han detectado un objeto de masa planetaria que no orbita a ninguna estrella, sino que se trata de un objeto errante. El misterioso planeta “SIMP J01365663+0933473” y es 12 veces más grande que el tamaño de Júpiter. Para los teóricos de la conspiración no hay duda alguna, se trata de Nibiru, causante de los extraños fenómenos climatológicos que estamos sufriendo en todo el mundo.

¿Los eventos climáticos extremos en todo el mundo es una señal del inminente Apocalipsis? ¿Estamos al comienzo de la sexta gran extinción, como dicen los científicos?