EEUU desplegó en el golfo Pérsico el destructor USS The Sullivans para atacar Siria


Los nuevos ultimátums de EEUU con referencia a Siria no afectarán la determinación de Moscú de ayudar a Damasco en la lucha contra el terrorismo, afirmó a Sputnik el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov.




       "Vemos los ultimátums desde Washington, en particular los hechos en público, y no afectan nuestra determinación para continuar el trabajo encaminado a eliminar por completo los focos terroristas en Siria y hacer que ese país regrese a la vida normal", dijo.

 Riabkov se refirió a las recientes declaraciones del asesor de la Casa Blanca para la Seguridad Nacional, John Bolton, quien antes de reunirse con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, denunció "los planes del régimen sirio de reanudar acciones militares ofensivas en la provincia de Idlib" y advirtió que EEUU dará "una respuesta firme" si Damasco emplea armas químicas.



En la reunión con Pátrushev Bolton reafirmó la disposición de su país a atacar las fuerzas gubernamentales sirias si emplean armas químicas, según comunicó la agencia Bloomberg que citó a sus fuentes.
En este contexto Riabkov advirtió a "EEUU y sus aliados contra nuevos pasos imprudentes" en Siria.  
Riabkov denunció que Occidente busca nuevos pretextos para plantear el cambio de poder en Damasco, y en este sentido no excluyó una burda provocación respecto a Siria.

"Advertimos a EEUU y sus aliados contra nuevos pasos imprudentes en Siria", aseveró.

Más temprano el Ministerio de Defensa de Rusia denuncio que se prepara un montaje con el uso de armas químicas en la provincia siria de Idlib con el fin de inculpar al Gobierno sirio.



Según el portavoz del departamento militar ruso, Ígor Konashénkov, la realización de esta provocación "con la participación activa de los servicios especiales británicos debe servir de otro pretexto para EEUU, Reino Unido y Francia" para atacar las infraestructuras de Siria. 
  Con este objetivo, indicó, hace unos días EEUU desplegó en el golfo Pérsico un destructor USS The Sullivans con 56 misiles de crucero a bordo y un bombardero estratégico B-1B Lancer con 24 misiles de crucero aire-superficie AGM-158 JASSM.
El 24 de agosto el Ministerio de Exteriores de Rusia instó a dejar de manipular el tema de las armas químicas con el fin de presionar a Damasco y sus aliados.



Hizo ese llamamiento en relación con la declaración de EEUU, el Reino Unido y Francia con motivo del quinto aniversario del ataque de gas en Guta Oriental, que llamaron a los partidarios del presidente sirio, Bashar Asad, a utilizar su influencia para poner fin al uso incontrolado de armas químicas en el mundo.
Siria se unió a la Convención sobre las Armas Químicas después de que el 21 de agosto de 2013 en el arrabal damasceno de Guta Oriental varios centenares de personas murieran en un ataque químico.
Su renuncia a las armas químicas fue resultado de un acuerdo de EEUU y Rusia sobre la destrucción de esos arsenales bajo control de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), lo cual permitió evitar la intervención de Estados Unidos en Siria y le granjeó a la organización el Premio Nobel de la Paz en 2013.
Las armas químicas fueron evacuadas del territorio sirio y en enero de 2016 la OPAQ anunció su total destrucción.