( VIDEO ) Aseguranran Que La Inteligencia Artificial Podría Dominar El Mundo En El 2050.


La raza humana podría desaparecer en un abrir y cerrar de ojos a lo largo de nuestras vidas.. O podríamos ver cómo nuestra especie se vuelve inmortal a mediados del siglo XXI. Esa es la promesa y la amenaza planteadas por el ritmo acelerado de la investigación en torno a la inteligencia artificial.

La mayoría de la gente ha oído hablar de la visión inmensamente esperanzada de Ray Kurzweil, capturada en sus libros y conferencias sobre la “singularidad“. Desde ese punto de vista, la Inteligencia Artificial progresa en saltos útiles, beneficiando a la humanidad en casi cada paso del camino. Pero no todo puede ser tan bonito.
Un buen ejemplo de los primeros beneficios de la Inteligencia Artificial que casi todo el mundo usa ahora es Google Maps. La próxima etapa de la IA será una supercomputadora que recrea la inteligencia humana. Y la evolución final es la super inteligencia artificial (SIA) que aprende tan rápido que literalmente “remonta” la inteligencia humana ordinaria y resuelve todos los problemas que enfrenta la humanidad.
Pero hay un lado oscuro y amenazante de la historia de la Inteligencia Artificial, y ahora solo se está discutiendo públicamente. El físico Stephen Hawking ya hace tiempo que dijo que el desarrollo de SIA “podría traer el fin de la raza humana”.
El cofundador de Microsoft, Bill Gates, dice que no “entiende por qué a algunas personas no les preocupa” que una super inteligencia artificial a mediados de siglo pueda salvar (o destruir) la civilización humana. El multimillonario empresario Elon Musk teme que estemos “convocando al diablo” en nuestra carrera para crear una súper inteligencia artificial.
Todos coinciden en que es muy posible que nos acerquemos a un “precipicio” en algún momento de los próximos 30 años, donde una poderosa supercomputadora finalmente reproduzca el cerebro y la mente humana, y pase casi instantáneamente a ser la súper inteligencia. Y luego, lo que suceda después es una incógnita..
En este momento, los drones utilizan la inteligencia artificial para navegar paisajes muy complicados con el fin de entregar bombas en condiciones de campo de batalla. Pero todavía están siendo piloteados remotamente por seres humanos.
La verdad es que la Inteligencia Artificial está lista para causar un daño significativo e irreparable en este momento, no solo en algún punto en el futuro a través de la creación de una súper inteligencia no humana, los científicos han advertido. La IA combinada con armas autónomas podría lanzar una era de asesinatos indiscriminados que la civilización nunca había visto antes. Hubo dos revoluciones en la guerra.
Con cada revolución, la humanidad dio un gran salto en la capacidad de matar exponencialmente a más personas en el campo de batalla desde la distancia. Estamos en la cúspide de la tercera revolución, diseñada por la IA. Esta, sin embargo, podría borrar a su inventor.
Durante siglos, si querías matar a alguien, tenías que hacerlo a corta distancia. La pólvora nos dio la capacidad de disparar proyectiles a los enemigos desde la distancia, y cambió el concepto de la guerra para siempre. Los soldados podrían matar a su enemigo sin ver el resultado a corta distancia. Las armas nucleares crearon la segunda revolución en la guerra.
Aunque se han usado pocas armas nucleares, su invención nos enseñó que podíamos crear armas muy grandes, lanzarlas desde una distancia aún mayor y matar a muchas personas en el campo de batalla al mismo tiempo. La guerra no ha sido la misma desde entonces.
“Las armas autónomas son ideales para tareas como asesinatos, naciones desestabilizadoras, sojuzgar poblaciones y matar selectivamente a un grupo étnico en particular”, escribieron Musk, Hawking y otros en una carta abierta en julio de 2015. “Iniciar una carrera armamentista militar es una mala idea , y debería evitarse mediante la prohibición de armas autónomas ofensivas más allá del control humano significativo”.
Los líderes mundiales, hasta la fecha, han ignorado a los científicos sobre las amenazas que la IA plantea para nuestra propia existencia, del mismo modo que las han ignorado (o movido lentamente) sobre otras amenazas existenciales del futuro como el cambio climático o la proliferación nuclear.
Pero la IA es diferente. Una vez que una máquina de inteligencia artificial súper inteligente y de gran tamaño aprende a pensar por sí misma, puede decidir que las formas de vida del carbono son el objetivo obvio en cualquier escenario de amenaza. En ese momento, no le importará lo que piensen los líderes mundiales.
Ya sea ahora o más tarde en este siglo, es hora de que tomemos en serio la IA (o al menos comprendamos la primera ley de robótica de Isaac Asimov). Nuestras vidas probablemente dependan de eso.. ¿No te parece? Echa un vistazo al vídeo de nuestro amigo Iván Martínez y déjanos tu comentario más abajo!