Nubes Forman Un Ojo En Mongolia.



Una extraña formación de nubes dejó a la población de Mongolia Interior mirando paralizados el cielo. Descrito como el «Ojo de Dios», parecía ser amenazante, ya que el espacio ovalado iluminado en el centro hizo que parezca que un ojo estaba mirando a la Tierra, un ojo que lo veía todo…