Calentamiento Global El Doble De Lo Previsto.

Un nuevo estudio basado en la evidencia de períodos cálidos del pasado sugiere que el calentamiento global puede ser el doble de lo que se pronostica.

El futuro calentamiento global puede ser el doble de cálido que el proyectado por los modelos climáticos y los niveles del mar pueden elevarse seis metros o más, incluso si el mundo alcanza el objetivo de 2°C, según un equipo internacional de investigadores de 17 países.
Los hallazgos publicados en páginas de Nature Geosciences se basan en evidencia observacional de tres períodos cálidos en los últimos 3.5 millones de años cuando el mundo era 0.5°C-2°C más cálido que las temperaturas preindustriales del siglo XIX.
La investigación también reveló cómo las grandes áreas de los casquetes polares podrían colapsar y los cambios significativos en los ecosistemas podrían hacer que el desierto del Sahara se vuelva verde y los bordes de los bosques tropicales se conviertan en sabanas dominadas por los incendios.
“Las observaciones de los períodos de calentamiento del pasado sugieren que una serie de mecanismos amplificadores, que están pobremente representados en los modelos climáticos, aumentan el calentamiento a largo plazo más allá de las proyecciones del modelo climático”, dijo el autor principal, Hubertus Fischer profesor de la Universidad de Berna.
“Esto sugiere que el presupuesto de carbono para evitar 2 ° C de calentamiento global puede ser mucho menor de lo estimado, dejando muy poco margen de error para cumplir los objetivos de París”.
Para obtener sus resultados, los investigadores analizaron tres de los períodos cálidos mejor documentados, el máximo térmico Holoceno (5 mil -9 mil años atrás), el último período cálido interglacial (129 mil -116 mil años atrás) y el período cálido medio Plioceno (hace 3 millones de años).
El calentamiento de los primeros dos períodos fue causado por cambios predecibles en la órbita de la Tierra, mientras que el evento del Plioceno medio fue el resultado de concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera de 350-450 partes por millón (ppm), casi lo mismo que en la actualidad.
Combinando una amplia gama de mediciones de núcleos de hielo, capas de sedimentos, registros fósiles, datación mediante el uso de isótopos atómicos y una serie de otros métodos de paleoclima establecidos, los investigadores reconstruyeron el impacto de estos cambios climáticos.
En combinación, estos períodos dan una fuerte evidencia de cómo una Tierra más cálida aparecería una vez que el clima se haya estabilizado. Por el contrario, hoy nuestro planeta se está calentando mucho más rápido que cualquiera de estos períodos, ya que las emisiones de dióxido de carbono causadas por los humanos continúan creciendo.
Incluso si nuestras emisiones se detienen hoy, tomaría siglos o milenios para alcanzar el equilibrio.
Los cambios en la Tierra en estas condiciones pasadas fueron profundos: hubo importantes retrocesos de las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia y como consecuencia los niveles del mar aumentaron al menos seis metros; las gamas de plancton marino cambiaron reorganizando ecosistemas marinos enteros.
El Sahara se volvió más verde y las especies forestales se desplazaron 200 kilómetros hacia los polos, al igual que la tundra; las especies de altura disminuyeron, los bosques tropicales templados se redujeron y en las áreas mediterráneas predominaron los incendios.
“Incluso con solo 2°C de calentamiento, y posiblemente solo 1,5°C, los impactos significativos en el sistema de la Tierra son profundos”, dijo el coautor del estudio, Alan Mix, de la Universidad Estatal de Oregón.
“Podemos esperar que el aumento del nivel del mar pueda volverse imparable por milenios, afectando a gran parte de la población mundial, la infraestructura y la actividad económica”.
Sin embargo, estos cambios significativos observados generalmente se subestiman en las proyecciones del modelo climático que se centran en el corto plazo. En comparación con estas observaciones anteriores, los modelos climáticos parecen subestimar el calentamiento a largo plazo y la amplificación del calor en las regiones polares.
“Los modelos climáticos parecen ser confiables para pequeños cambios, como escenarios de bajas emisiones en períodos cortos, por ejemplo en las próximas décadas hasta el 2100.
Pero a medida que el cambio se hace más grande o más persistente, parece que subestiman el cambio climático “, dijo la coautora Katrin Meissner de la Universidad de Nueva Gales del Sur.
“Esta investigación es una llamada poderosa para actuar. Nos dice que si los líderes de hoy no abordan urgentemente nuestras emisiones, el calentamiento global traerá cambios profundos a nuestro planeta y a nuestra forma de vida, no solo para este siglo sino más allá”, concluyen los investigadores.
Con información de la Universidad de Gales del Sur.