Una tormenta de arena sin precedentes documentados en el planeta Marte está poniendo en peligro el futuro del rover Opportunity de la NASA, que se alimenta de energía solar, informó hoy la agencia aeronáutica estadounidense.
"Estamos preocupados, pero esperanzados que la tormenta terminará y el rover empezará a comunicarse con nosotros", dijo hoy en una conferencia telefónica con periodistas el director del proyecto Opportunity, John Callas.