ALERTA CIENTIFICA: Se Están Registrarndo Sismos Lentos Bajo La Falla De San Andrés .



Inicio  Ciencia



Ciencia

Investigadores advierten de un posible terremoto con magnitud superior a 8.0 ocasionando la desgracia más grande que sufrirá la humanidad. Desde hace algunos años la población de California vive con el temor de que la falla de San Andrés tenga terribles consecuencias. Las constantes replicas sísmicas que se producen constantemente en esta zona del planeta auguran que un terremoto grande puede ocurrir en cualquier momento.



Mide más de 1.200 kilómetros y recorre California de norte a sur, también con desplazamiento entre la placa Norteamericana y la placa del Pacífico.. así es la falla de San Andrés, la más temida y peligrosa del mundo.

De acuerdo con los estudios realizados sobre esta extensión, es referente de pánico y de terror.. y dos factores han contribuido a esto: El devastador terremoto de San Francisco en el año 1.906 y a que la falla abarca todo el estado de California, uno de los más poblados del mundo. Ahora el director del Centro Sísmico del Sur de California, Thomas Jordan, advierte que está “cargada y lista para temblar”.

Jordan hizo referencia al gran terremoto en el sur de California en 1857. Una sacudida 7.9 grados en la escala de Ritcher, tras 159 años de aparente tranquilidad, para Thomas, se acerca la hora de un gran terremoto.

La sección central de la famosa falla de San Andrés en California se caracteriza por un movimiento progresivo suave y constante, que libera energía con seguridad y ha reducido las posibilidades de un gran terremoto en las últimas décadas. Al menos, eso es lo que los geólogos siempre han considerado cierto. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Nature Geoscience ha demostrado que el movimiento de las placas a lo largo de esta sección central no ha sido tan suave y constante como se pensaba anteriormente.

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) descubrieron que en lugar de un movimiento suave y constante, la falla está marcada por pequeños movimientos de “deslizamiento”, a veces denominados “terremotos lentos”, que liberan energía durante un período de horas a meses, en lugar de segundos a minutos, como un terremoto típico. Estos lentos terremotos a menudo pasan completamente desapercibidos para las personas, sin embargo, tienen el potencial de desencadenar terremotos más grandes y destructivos de acuerdo con los investigadores.

“Lo que parecía ser un avance constante y estable fue en realidad episodios de aceleración y desaceleración a lo largo de la falla”, dijo Mustafa Khoshmanesh, asistente de investigación graduada de la Escuela de Exploración de la Tierra y el Espacio (ASU) y autor principal del estudio. declaración.



Los investigadores encontraron que el movimiento en la falla de San Andrés tendía a ocurrir cada año, o cada dos años, y por lo general duraba varios meses antes de detenerse por completo. El movimiento promedio fue de aproximadamente una pulgada al año, pero a veces esta cifra saltó hasta cuatro pulgadas.

“Estos terremotos lentos y episódicos conducen a un mayor estrés en los segmentos bloqueados de la falla al norte y al sur de la sección central”, dijo en el comunicado Manoochehr Shirzaei, profesor asistente y coautor del artículo. Tanto las secciones del norte como del sur han visto terremotos grandes y destructivos en el pasado, pero la sección central se ha mantenido mayormente tranquila.

Por ejemplo, las secciones al norte y al sur fueron responsables de dos fuertes terremotos de magnitud 7,9 en 1857 (Fort Tejon) y 1906 (San Francisco). Este último evento fue uno de los peores desastres naturales en la historia de los Estados Unidos, causando la muerte de hasta 3.000 personas y la destrucción de más del 80% de la ciudad de San Francisco.

Para hacer sus hallazgos, los científicos utilizaron datos de radar recopilados entre los años 2003 y 2010, lo que les permitió rastrear los movimientos en el suelo de un mes a otro. Esta información se combinó con registros de actividad sísmica para crear un modelo matemático que permitiera a los investigadores aprender más sobre los procesos detrás de terremotos lentos y cómo se relacionan con temblores más grandes en el área circundante.

Los nuevos hallazgos son significativos porque revelan un nuevo tipo de movimiento de la falla de San Andrés y un mecanismo de disparo para terremotos que no se han tenido en cuenta en los modelos de riesgo de terremoto de California.

“Con base en nuestras observaciones, creemos que el riesgo sísmico en California es algo que varía con el tiempo y es probablemente más alto de lo que la gente ha pensado hasta ahora”, dijo Shirzaei. Añade que “las estimaciones precisas de este riesgo variable son esenciales para incluir en los sistemas operacionales de previsión de terremotos “.

Esta nueva información podría influir en los modelos actuales que sugieren que hay un 75% de posibilidades de que ocurra un terremoto de magnitud 7 o mayor en el norte y el sur de California en los próximos años. Para los expertos ahora es fundamental que las autoridades se tomen en serio la puesta en marcha de un sistema de alerta temprana de terremotos.. ¿Que opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo!